Aceite Esencial de Pachulí

¿Sabías que el pachulí es una hierba de la familia de la menta, la lavanda y la salvia? Sus tallos pueden alcanzar casi un metro de altura y tiene flores pequeñas color rosa pálido. Es ampliamente utilizado en la industria del perfume, pero aparte de su delicioso aroma, quiero platicarte de todos los increíbles beneficios que tiene este aceite esencial para impulsar tu salud y tu bienestar. ¡Te vas a sorprender!

PROPIEDADES

– Gracias a sus propiedades antifúngicas, detiene el crecimiento de los hongos, lo que lo hace eficaz en el tratamiento del pie de atleta. Además es un excelente desodorante natural.

– Reduce la inflamación interna y afecciones como la artritis y la gota, también la inflamación externa como la que se presenta en infecciones e irritaciones de la piel.

– Ayuda a disminuir los signos de caspa equilibrando la oleosidad del cabello y aumentando su fuerza.

– Impulsa el sistema inmunológico y estimula el sistema hormonal.

– Combate las infecciones y por sus propiedades refrescantes es poderoso para controlar la fiebre.

– Mejora el estado de ánimo ya que tiene un efecto estabilizador y de equilibrio en las emociones.

– Propiedades antidepresivas, inhalado estimula la liberación de serotonina y dopamina, estas hormonas alivian los sentimientos de ira y ansiedad.

– Apoya tu sistema metabólico al tonificar estómago, hígado e intestinos, aumentando su capacidad para descomponer los alimentos y absorber los nutrientes. Como efecto tendrás más energía.

– Excelente para tratar problemas de insomnio ya que ayuda a relajar la mente y el cuerpo permitiendo un descanso profundo.

– Efectivo repelente de insectos. Repele mosquitos, moscas, hormigas, piojos, chinches, polillas, pulgas.

– Es un diurético natural, aumenta la frecuencia de micción lo que conlleva a: eliminar el exceso de sal, agua y ácido úrico. Al eliminar las toxinas del cuerpo, puede reducir la presión arterial y el colesterol de forma natural.

– Puede ayudar a atenuar la apariencia de arrugas, manchas, cicatrices, marcas e imperfecciones menores de la piel promoviendo un cutis suave, de aspecto joven y brillante. Es ideal para todo tipo de pieles: desde la piel seca y agrietada, hasta la piel grasa y propensa al acné.

USOS

USO TÓPICO

– Agrega 5 gotas a tu crema humectante de uso diario para mejorar la apariencia de la piel.

– Para fortalecer tu cabello, masajea el cuero cabelludo con unas gotas de aceite esencial de pachulí o agrégalas a tu acondicionador.

– Combínalo con aceite esencial de menta y aplícalo en frente, nuca, cuello o sienes después de un día de trabajo largo.

– Combínalo con aceite esencial de vetiver y aplícalo en la planta de los pies para ayudar a calmar las emociones.

– Frota de 2-3 gotas de aceite en tus manos y posteriormente aplícalo a la cicatriz que desees tratar. Hazlo diariamente y la marca comenzará a desvanecerse.

– Frota 5 gotas de aceite esencial en tus manos y masajea pies, espalda baja, estómago o cualquier otra área para beneficiarte de sus efectos antiinflamatorios.

– Aplica 2-3 gotas en el área afectada por infección incluyendo infecciones por hongos.

 

USO AROMÁTICO

– Agrega de 3-4 gotas en tu difusor para ayudar a estabilizar y equilibrar las emociones.

– Agrega 5 gotas en tu difusor o 10 gotas en el agua tibia de la tina para crear una atmósfera de tranquilidad.

 

USO INTERNO

– Agrega 1-2 gotas en una taza de té o de agua para impulsar tu sistema metabólico.

– Añade 3-5 gotas al agua de limón o té para aprovechar sus propiedades diuréticas.

 

CONTRAINDICACIONES

– Para disminuir cualquier posible sensibilidad al aceite esencial de pachulí, al usarlo tópicamente, en un principio puedes diluir pequeñas cantidades con agua para que te asegures de no tener reacciones negativas.

– Debido a que tiene propiedades sedantes, en grandes cantidades puede alterar tus niveles de energía.

– No se recomienda su uso si estás embarazada, lactando o bajo cuidado médico.

– Mantenlo fuera del alcance de los niños. No lo uses en bebés o niños.

– Evita el contacto con los ojos, oído interno y áreas sensibles.

– Además asegúrate de que el aceite esencial sea 100% puro, es decir, que la planta es recolectada en su hábitat natural. Cada lote sea examinado por un tercero para asegurar los poderosos beneficios sin los efectos secundarios. Que tenga grado terapéutico y sea verificado puro: más allá de orgánico, libre de filtros, pesticidas y contaminantes.

 

 

Fuentes:

http://media.doterra.com/us/es/pips/aceite-de-pachuli-patchouli.pdf

https://draxe.com/patchouli-oil/

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2018 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Yuca

Quizás nunca has probado la yuca, pero te garantizo que al terminar de leer esto querrás incluir este tubérculo dulce, almidonado y con sabor a nuez a tu despensa. Aunque se parece mucho a la papa, la yuca no contribuye al aumento de peso, al contrario, apoya la pérdida de peso ya que genera una sensación de saciedad, ayuda a disminuir los antojos por alimentos dulces y harinas. Es un excelente sustituto de la papa en tus guisos y con su harina pueden prepararse cientos de platillos.

La yuca también es conocida como mandioca, tiene sus orígenes en Sudamérica, pero se cultiva en Asia, África y sur de Estados Unidos. Durante cientos de años, ha sido el alimento básico de muchas culturas.

 

Algunas de sus propiedades

 

– Contiene saponinas que ayudan a aliviar la inflamación y equilibrar la flora intestinal, lo que la hace un potente digestivo evitando y curando ciertos problemas estomacales. Se recomienda para aliviar diarrea, estreñimiento, acidez, úlceras, mala absorción de nutrientes, entre otros.

– Apoya la reposición de minerales indispensables para muchas de las funciones vitales del cuerpo.

– Es desintoxicante y depurativa por su alto contenido en resveratrol. Esta sustancia reduce los niveles de colesterol LDL (o colesterol “malo”), mejora el sistema circulatorio, aumenta la producción de plaquetas en sangre, lo que ayuda a la prevención de arteriosclerosis y trombosis.

– Su índice glucémico es bajo y sus carbohidratos son altos, lo que aporta mucha energía.

– De la yuca se obtiene la tapioca, también se elabora harina de yuca, una de las mejores alternativas a la harina de trigo y otros cereales incluso para pacientes celíacos.

– Refuerza el sistema inmunológico, además se recomienda su consumo para disminuir los síntomas de alergias estacionales. Contiene también propiedades antibacterianas por lo que es eficiente desinfectando.

– Tiene un alto contenido en ácido fólico lo que lo hace excelente alimento para mujeres embarazadas y durante la lactancia.

– Buenísima para la salud ósea, la yuca aporta una gran cantidad de calcio por lo que es recomendable para asegurar huesos y dientes fuertes.

– Al ser naturalmente libre de gluten es extremadamente útil para los pacientes con intolerancia al gluten (o celíacos) y por su bajo índice glucémico, que es la respuesta de glucosa en la sangre a un alimento, también es bueno para los pacientes diabéticos. Los alimentos con bajo índice glucémico como la yuca controlan la liberación de glucosa en el torrente sanguíneo a un ritmo constante y sostenido, manteniendo en equilibrio y sin picos los procesos metabólicos y los niveles de energía en el cuerpo.

 

Una taza de yuca te aporta:

– 330 calorías

– 78.4 gramos de carbohidratos

– 2,8 gramos de proteína

– 0.6 gramos de grasa

– 3.7 gramos de fibra

– 42.4 miligramos de vitamina C (71% IDR)

– 0.8 miligramos de manganeso (40% IDR)

– 558 miligramos de potasio (16% IDR)

– 55,6 microgramos de ácido fólico (14% IDR)

– 0.2 miligramo de tiamina (12% IDR)

– 43.3 miligramos de magnesio (11% IDR)

– 0,2 miligramos de cobre (10% IDR)

– 1.8 miligramos de niacina (9% IDR)

– 0,2 miligramos de vitamina B6 (9% IDR)

– 0,1 miligramo de riboflavina (6% IDR)

– 55.6 miligramos de fósforo (6% IDR)

– 3.9 microgramos de vitamina K (5% IDR)

– 0.7 miligramos de zinc (5% IDR)

– 33.0 miligramos de calcio (3% IDR)

 

*IDR- Ingesta Diaria Recomendada

 

¿Cómo consumirla?

La yuca nunca debe consumirse cruda ya que contiene pequeñas cantidades de glucósidos cianogénicos. Los compuestos de cianuro interfieren con el metabolismo celular dentro del cuerpo humano.  Entonces es fundamental que la cocines súper bien pues tanto el vegetal como sus hojas pueden resultar tóxicos. Para saber si la yuca está buena, hay que cortar un pedazo y checar que esté totalmente blanca. Si tiene partes negras u oscuras no hay que consumirla.

Hay muchísimas maneras de preparar yuca, puedes hervirla, hornearla, freírla, cocinarla. La puedes agregar a tus guisos como si fuera una papa. Te invito a que pruebes la receta de Yuca frita con ajo que te comparto aquí.

 

Fuentes:

https://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2016/07/25/cassava-benefits.aspx

https://draxe.com/cassava-flour/

http://nutritiondata.self.com/facts/vegetables-and-vegetable-products/2389/2

https://mejorconsalud.com/propiedades-medicinales-la-yuca-mandioca/

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

7 Maneras de ayudar

En muchas ocasiones, las buenas intenciones no son suficientes por sí mismas. Prestar ayuda es todo un arte, ya que “ofrecer” no es lo mismo que “ser” de ayuda. Hay un cuento popular que dice que un mono vio un pez en el agua e inmediatamente lo sacó pensando que lo salvaba de morir ahogado. ¡Qué importante es conocer las verdaderas necesidades de quien pretendemos ayudar! Entonces reconoce su situación, escucha y entiende cual es la mejor maneras de ayudar.

Te quiero presentar siete maneras de ayudar, estas acciones no solo ayudan a quienes lo necesitan sino también a quien las lleva a cabo. Recuerda que ayudar te hace crecer.

1. Hacerte cargo de ti mismo

Para mi este es el punto más importante y el que te va a poner en la postura de accionar de las otras seis maneras de ayudar. Ser agradecido de estar en la postura de poder ayudar a otros, tratar a todos con respeto, hacerte responsable de lo que haces y lo que dejas de hacer, cuidar tu salud, hasta prestar atención a tus hábitos, todo esto es parte de hacerte cargo de ti mismo.

 

2. Ayudar a los que sufren

Cuidemos a enfermos, heridos, discapacitados, en situación de vulnerabilidad, y en general a personas y animales que padecen dolor. Imagínalo llevando una carga muy pesada, ofrécete a compartir su carga.

 

3. Consolar y proteger a los que sienten miedo

Desde personas damnificadas por desastres naturales, víctimas de violencia o abuso, hasta refugiados de países en guerra, ayudémosles inyectando seguridad y apoyo para restablecerse. Necesitan nuestra comprensión y apoyo para sanar las heridas más profundas: las emocionales.

 

4. Acompañar a los que pasan por algún duelo

Cuando alguien está pasando por un duelo, ya sea la pérdida de un ser querido,  un divorcio, o cualquier separación significativa en su vida, trata de consolarla, ser empático y compasivo. Que sepa que compartes y entiendes su dolor.

 

5. Brindar apoyo material a los menos favorecidos

Desde donar a una institución u organización de caridad, hasta ayudar con despensa a tu familiar o vecino que se quedó sin empleo. También puedes alargar la vida útil de objetos que ya no uses mediante la donación, estarás contribuyendo a mejorar la calidad de vida de otras personas y al medio ambiente.

 

6. Guiar a otros a ayudarse a sí mismos

Si y solo sí te lo solicitan, da un consejo o proporciona posibles soluciones, de otra manera son inútiles y no aportan ninguna ayuda. Preguntar también es ayudar. Es mucho más efectivo hacer preguntas para que la persona a la que pretendemos ayudar pueda orientar su mente y su atención hacia la pregunta para responderla. Así puede encontrar una solución por sí misma que no había contemplado. Este tipo de altruismo empodera. Es la diferencia entre dar un pescado al hambriento y enseñarlo a pescar. Llevar a las personas a depender de sí mismas y de sus recursos para afrontar sus retos es la mejor manera de ayudar que podemos ofrecer. Al contrario, privar a una persona de la posibilidad de resolver sus propios problemas va en detrimento de su creatividad y de su necesidad natural de superación.

 

7. Ayudar a los demás de la forma en que quieren ser ayudados

Si alguien te pide que le enseñes algo, que colabores haciendo algo que tú sabes y puedes hacer llámese cocinar, tejer, traducir, reciclar, o ayudando como voluntario por ejemplo a reforestar, pintar bardas, quitar escombro, repartir comida, o incluso solo estar y acompañar, dedicar tiempo a proyectos comunitarios, son oportunidades muy útiles de tender una mano a temas que conciernen a tu entorno más inmediato. Debemos intentar ayudar de la forma que sea adecuada para ellos.

 

¿Qué te parecieron estas formas de convertirte en altruista? Sencillas ¿verdad? Probablemente vienes llevando algunas a cabo y ni siquiera te habías dado cuenta de ello. ¿Qué otras acciones agregarías a la lista? Me encantaría escucharlas!

 

Fuentes:

https://studybuddhism.com/es/el-budismo-en-la-vida-diaria/como/11-formas-de-ayudar-a-los-demas

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Ayudar para crecer y ser feliz

¿Quién no desea ser feliz?

Yo creo que todos. Mi intención con este artículo, es transmitirte la importancia de ayudar a los demás. Porque, la verdad es que ayudar es una forma muy generosa de ser feliz. Una persona generosa de corazón es una persona rica, alegre y feliz.

Desde pequeña y luego como esposa, profesional y mamá, siempre he creído en la importancia de ayudar como un factor de cambio social. La caridad, la filantropía, el ser desprendidos y atender las necesidades de otros producen cambios importantes en los demás y en uno mismo.

Cuando uno ayuda a otros por gusto y con la pura intención de dar sin esperar nada a cambio, cultiva un sentimiento de satisfacción y hasta de encanto que nutre y enriquece inmediatamente. Las capacidades personales se mejoran y la sensibilidad se afina logrando que finalmente todos salgan beneficiados.

 

Ayudar a los demás es ayudarse a sí mismo

Al auxiliar a otros, uno aprende a superar los desafíos propios, inspirando y proporcionando herramientas para que puedan solucionar sus retos. Además, cuando uno vive para servir desarrolla sensibilidad, bondad y sus atenciones son más acertadas. Entre más ayudas a los demás, más rico emocionalmente te conviertes; las posibilidades de dar son ilimitadas cuando se da de corazón y sin esperar nada a cambio. El universo se achica y las oportunidades se multiplican.

Dar y ayudar es la mejor manera de sentir gratitud. Uno es más generoso cuando siente que tiene la posibilidad o la capacidad de hacerlo, por lo que tiende a buscar oportunidades para expresar su gratitud, al hacerlo le afloran simultáneamente mayores sentimientos de agradecimiento y satisfacción. Si quieres profundizar un poco más en el tema del agradecimiento y sus múltiples beneficios, te invito a que eches un vistazo a esta infografía que preparé sobre la Gratitud.

 

Mitos en torno a ayudar

Hay creencias o mitos alrededor de la idea de ayudar. Como:

 

Mito #1: Necesito dinero para ayudar.

Es decir, que sólo hasta que tengas resuelta tu vida, entonces estarás en posición de ofrecer ayuda a otros. La realidad es que hay tantas maneras de ayudar, no toda ayuda es económica. No busques pretextos para postergar tu ayuda.

 

Mito #2: No tengo tiempo.

Eso es algo parecido a un pretexto, ¿no?  Es exactamente igual a pensar que para ayudar necesitamos dinero. Sea poco o mucho, el tiempo que se use para ayudar es siempre valioso y útil. Cada cual, en la medida de sus posibilidades, puede aportar mucho ayudando.  Si quieres aprender más sobre este tema, te recomiendo checar la infografía sobre el voluntariado.

 

Mito #3: Las buenas intenciones son suficientes.

La intención no es suficiente para lograr cambios, en ningún ámbito. También hay que tener en cuenta las verdaderas necesidades del otro.  Además, en ciertas situaciones hay que tener formación y experiencia para poder brindar la ayuda que el otro necesita. Ante todo te recomiendo que no cedas a la pasividad y no permanezcas indiferente.

 

Mito #4: Sólo ayudo cuando me sobra, cuando no necesito.

Primero yo y luego los demás. Quiero que sepas que lo que he vivido es diferente. El ayudar es un estado anímico. Tú siempre puedes ayudar, siempre. Solo se requiere algo: voluntad.

 

Ayudar a otros para resolver tu propia vida:

Voluntad + Solidaridad + Empatía

De hecho, ayudar a los demás también es una forma de resolver tu propia vida. Ser solidario y receptivo a las necesidades de otros te hace crecer significativamente como persona.

Si hay algo que podría ayudarnos a crecer como sociedad es practicar la empatía. Ponernos en el lugar de los demás, ser conscientes de las muchas limitaciones que enfrentan, nos hace más conscientes y proactivos. Quizás la mejor forma de entender qué es la empatía es cuando los beneficiados de una ayuda somos nosotros. Nos llega de pronto el apoyo, sin necesariamente haberlo pedido. Cuando uno recibe ayuda, además de sentir el cobijo de la comunidad, también se siente comprendido. Pensamos: alguien me entiende, se puso en mi lugar y estuvo ahí para echarme la mano.

 

Hacerte cargo de ti mismo y de tu situación más cercana

Una vez un joven le preguntó al filósofo austriaco Wittgenstein, durante la segunda guerra mundial, qué podía hacer él para ayudar a resolver la crisis que se vivía en Europa. El filósofo le respondió: lo mejor que puedes hacer es hacerte cargo de ti mismo y de tu situación más cercana.

Ese sabio consejo aplica para todos en todo momento. Para resolver los grandes problemas, hay que hacernos cargo de lo inmediato y de lo que es propio de nosotros. Si todos hiciéramos eso, probablemente mejoraríamos mucho y más rápido a nuestra sociedad.  Ahí donde te tocó nacer o vivir, ahí es donde mejor puedes ayudar. Sólo tú puedes estar en ese lugar, solo tú conoces lo que te toca a ti. Nadie es experto en eso más que tú. Si te preguntas qué puedes hacer, la respuesta es eso: ayudar en tu entorno más cercano.

 

Lo importante es preocuparnos por nuestro círculo inmediato

Preocúpate por ti, tu familia, tu colonia, tu comunidad. Ahí es donde se espera que te hagas presente. Donde se necesita que intervengas. No esperes a que te pidan ayuda, a que seas millonario o dispongas de muchas horas libres. Ayuda. Te hará crecer.

 

Dicen que, quien busca, encuentra. El que busque tiempo para ayudar, encontrará. Quien busque causas para apoyar, encontrará. Basta que observe a los demás: siempre hay alguien que requiere apoyo. Quizás te tome unos minutos hacer la diferencia. No juzgues la ayuda en función del tiempo, del dinero o del esfuerzo que le dediques. Solo ayuda. Te invito a que hoy te comprometas en ayudar, y que seas el cambio que se requiere.

¿Has recibido alguna ayuda de alguien que te cambió la vida? ¿Has prestado ayuda? ¿Fue significativo para la comunidad o para la persona?

 

 

Fuentes:

http://www.worldvision.es/noticias-ayuda-humanitaria/los-cinco-mitos-de-la-ayuda-humanitaria

http://www.mentesana.es/psicologia/desarrollo-personal/no-intencion-no-es-que-cuenta_1133

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Hotcakes de harina de plátano verde

Quizás te sorprendiste con el nombre de esta receta, pero quiero compartírtela porque los probé y ¡quedaron deliciosos! Este tipo de harina es libre de gluten y según investigaciones reduce el riesgo de obesidad y diabetes, por lo que es una excelente opción si te encantan los hotcakes y otros platillos elaborados con harina. Esta receta es libre de lácteos.

Sirve: 2 hotcakes grandes o 3-4 hotcakes pequeños.

Tiempo de preparación: 5 minutos

Tiempo de cocción: 10 minutos

INGREDIENTES

– ½ taza de harina de plátano verde (si no consigues esta harina, puedes usar plátanos verdes hechos puré)

– 120 ml de leche de almendras o alguna otra leche vegetal

– 2 huevos

– 1 cucharada de levadura en polvo

– ½ cucharada de jugo de limón

– Pizca de sal

– Si harás los hotcakes dulces, agrega: 1 cucharada de esencia de vainilla y 1 cucharada de stevia

– Aceite de coco para cocinar

– Tu fruta o cobertura favorita

PREPARACIÓN

1. En un tazón, mezcla todos los ingredientes hasta que estén completamente integrados.

2. Calienta el aceite en un sartén. Cuando esté caliente vierte  mezcla suficiente según el tamaño que desees del hotcake.

3. Cocina de 2 a 3 minutos por lado o hasta que estén dorados ambos lados.

3. Sirve con fruta o nueces al gusto.

¿Cómo te quedaron tus hotcakes con harina de plátano verde? Conéctate a mis redes sociales y compárteme tu experiencia!

Fuente:

http://www.theflourishingpantry.com/home/2017/4/10/green-banana-flour-pancakes

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Aceite Esencial de Vetiver

Con un rico aroma exótico y complejo, el aceite esencial de vetiver ha sido utilizado durante miles de años. En India y Sri Lanka es conocido como “el aceite de la tranquilidad” por sus efectos calmantes, edificantes, curativos y estabilizadores de las emociones. También es un aceite ideal para masajes y uno de los más utilizados en aromaterapia. Te platico más de este maravilloso aceite.

 

PROPIEDADES

– Posee una fuerte actividad de barrido de radicales libres lo que lo vuelve un potente antioxidante.

– Efectivo cicatrizante ya que promueve la regeneración de la piel. Cura cicatrices y marcas en la piel.

– Apoya un sistema inmunológico saludable y mejora la circulación sanguínea.

– Rejuvenece la piel, elimina manchas oscuras y signos de acné o varicela. Puede usarse para tratar estrías después del parto.

– Excelente remedio casero para las quemaduras así como para el acné.

– Gran antiséptico por lo que reduce las posibilidades de infección, además mata bacterias.

– Sus propiedades relajantes y calmantes son útiles para combatir dificultad para concentrarse, disminución del enfoque, distracción fácil, impaciencia, ansiedad y dificultad para seguir instrucciones.

– Al relajar el cuerpo y la mente, el aceite esencial de vetiver equilibra las hormonas naturalmente.

– Combate el insomnio, el nerviosismo y el estrés.

– Estimula el sistema inmunológico y nervioso.

– Capaz de repeler y controlar las larvas de mosquitos de manera natural.

 

 

USOS

– Frotado en los pies antes de dormir promueve una noche de sueño reparador.

– Excelente para aliviar pies cansados dando un masaje. Diluye con aceite de coco para disminuir cualquier posible sensibilidad en la piel.

– Aplícalo en cuello y pies para devolver la calma después de un día difícil.

– Para una relajación profunda, agrega unas gotas al agua tibia de la tina y sumérgete en ella.

– Difunde con aceite esencial de lavanda para calmar las emociones y disminuir el estrés.

– Para beneficiar tu mente y tu estado de ánimo, difunde 3-5 gotas de aceite esencial de vetiver o coloca 1-2 gotas en tus muñecas, pecho y cuello.

 

 

CONTRAINDICACIONES

– Diluye con aceite de coco para minimizar cualquier sensibilidad en la piel.

– Mantén fuera del alcance de los niños.

– Si estás lactando, embarazada o bajo cuidado médico, consulta con tu médico antes de utilizar el aceite esencial de vetiver.

– Evita el contacto con los ojos, oído interno y áreas sensibles.

– Además asegúrate de que el aceite esencial sea 100% puro, es decir, que la planta es recolectada en su hábitat natural. Cada lote sea examinado por un tercero para asegurar los poderosos beneficios sin los efectos secundarios. Que tenga grado terapéutico y sea verificado puro: más allá de orgánico, libre de filtros, pesticidas y contaminantes.

 

Fuentes:

https://draxe.com/vetiver-oil/

http://media.doterra.com/us/es/pips/aceite-de-vetiver.pdf

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2018 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

5 Acciones después de haber cometido un error

Errar es humano, es un hecho. Todos cometemos errores todos los días, grandes o pequeños, serios o triviales. Así que la cuestión no es si te vas a equivocar o no, sino cómo vas a reaccionar cuando lo hagas. En mi post Me equivoqué, ¿cómo me levanto? te platiqué el proceso por el que debes pasar, por las “Cinco R’s” para ponerte en pie nuevamente. Cuando ya has pasado por ese proceso, cuando la tormenta cesa y la calma llega, es crucial que tomes acciones, pues son estas las que harán una diferencia en tu crecimiento personal y en tu vida.

 

 

Te puedes permitir dos cosas: que los errores te definan o te preparen

Los errores son eventos no personas. Si no te equivocas, no aprendes y si no hay aprendizaje no hay cambio. ¡Ahora a tomar acción!

 

 

1. ¿Quieres tener éxito? ¡Equivócate y mucho!

Una persona que no comete errores probablemente sea que no esté haciendo nada en absoluto o que esté en su zona de confort haciendo únicamente algo que ya domina. Los errores son el camino al éxito. Michael Jordan dijo: “He perdido 300 partidos, he fallado más de 9,000 lanzamientos, 26 veces confiaron en mí para realizar el lanzamiento final del partido y fallé.”, ¡el hombre literalmente se ha equivocado miles de veces! Pero ello lo ha preparado para ser lo que es: el mejor jugador de básquetbol de todos los tiempos. Definitivamente es mejor intentar y equivocarte que arrepentirte de nunca haber siquiera intentado.

2. Analiza a profundidad el error

Esta acción me encanta, porque te permite llegar a la raíz del error, encontrar soluciones de largo plazo, corregir, aprender de ello y moverte a lo que sigue. Forja un sentido para la experiencia. Reflexiona y aprende, sino estás destinado a repetir el error. Date retroalimentación a ti mismo. Detente y contesta a preguntas como:

¿Para qué se dio este error?

¿Qué debería haber hecho de manera diferente?

¿Qué es lo que no tomé en cuenta en absoluto?

¿Qué hice que no funcionó?

¿Qué he hecho anteriormente que sí funcionó?

¿Qué tengo que aprender de esta experiencia?

 

 

3. Deja el papel de víctima

Buscar excusas, culpar a otros o a la “mala suerte”, no admitir el error, tienen un común denominador: te ponen en el lugar de víctima arrebatándote todo tu poder para sacar lo mejor de la experiencia. No hagas de las excusas tus aliadas: la economía, mi jefe, mi esposa, el gobierno, el clima, mis hijos, el tráfico,… En vez de esto admite tu error rápidamente, demuestra madurez, valor y humildad para reconocer tus equivocaciones. No te victimices ni sientas lástima por ti, no sirve de nada más que para hundirte.  Por más que pienses que las causas de la equivocación fueron externas, absolutamente siempre hay algo que fue tu responsabilidad así que ¡asúmela! Admite tu error, aprende y sigue adelante.

4. Convéncete: si hay segundas oportunidades

No renuncies, la vida tiene segundas, terceras, cuartas, quintas y hasta sextas oportunidades ¡de eso está hecha! Lo sustancioso de la vida está más en la lucha que en la victoria así que enfócate en los esfuerzos más que en los resultados. Te podría enumerar una larguísima lista de personas que “fracasaron” y que después de no rendirse lograron un éxito brutal: Abraham Lincoln, Henry Ford, Oprah Winfrey, Steve Jobs, Walt Disney, J.K. Rowling, Madonna y muchos más.

5. Quédate con lo mejor de la experiencia

Las caídas, los errores y tropiezos, además de inevitables son las mejores herramientas que tienes para obtener aprendizajes y sacar la fortaleza que llevas dentro. Así que por favor, no tengas miedo a equivocarte, ten miedo de cometer el mismo error dos veces. Saca la lección en cada error, verás que te hará progresar y te acercará más a tu objetivo. En lo que te conviertas después de este proceso, será tu mejor regalo. Permite también que el tiempo te vaya dando respuestas.

 

Lo que separa a una persona excepcional de una persona promedio es su capacidad de recuperarse de sus errores, abraza los tropiezos y acéptalos como algo normal, momentáneo y pasajero.  Los errores también son lecciones poderosas para otros que los pueden inspirar, de ninguna manera pueden ser malos, al contrario, son necesarios.

 

Fuentes:

http://www.huffingtonpost.com/lisabeth-saunders-medlock-phd/dont-fear-failure-9-powerful-lessons-we-can-learn-from-our-mistakes_b_6058380.html

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Me equivoqué, ¿cómo me levanto y sigo adelante?

Nadie aprende sin fallar.

En un mundo donde se espera que seamos impecables, perfectos físicamente y con vidas ideales, los errores no son permitidos, al contrario, son castigados. Pero me pregunto ¿quién aprende sin fallar? Esta sociedad nos dice: No te equivoques, porque si te equivocas tendrás que castigarte, ¿cómo? Insultándote a ti mismo, y lo más común: sintiéndote culpable y avergonzado por lo sucedido. Entonces te conviertes en tu propio verdugo, el más implacable.

Hay situaciones que no se solucionan con pasar de página y seguir como si nada. A veces no puedes continuar porque la culpa o la vergüenza pesan demasiado como para levantarte. Tienes una sensación de querer silenciar tu voz interior. Pero ese gran malestar que te impide avanzar es una herramienta interna que te permite tomar consciencia y reflexionar sobre lo sucedido.  Progresar y aprender de las equivocaciones y hacerlo sin dañarte, sin sentirte avergonzado y culpable, incluso cuando los resultados no eran los que perseguías o si en el camino lastimaste a otros. No es el fin del mundo, pero será muy importante lo que hagas después de haber cometido el error, sobre cómo manejes las secuelas.

 

La culpa y la vergüenza son funcionales cuando tienen la misión de hacerte analizar tus conductas y sacar un aprendizaje del error cometido. La culpa es sana cuando te invita a ser responsable y aceptarla, a decir «Me equivoqué», no a silenciarla o adormecerla en conductas nocivas. Para que estas emociones no te frenen y puedas seguir adelante debes pasar por un proceso que he llamado de las “Cinco R’s”: Responsabilidad, Remordimiento, Reflexión, y finalmente Remedio y Resolución. ¡No te saltes ningún paso, cada uno es importante!

 

Primer paso RESPONSABILIDAD: Responsable más que Culpable

Aunque parece una insignificancia, marca una diferencia muy importante dentro y fuera de ti.  No te culpes, responsabilízate del error, acepta que cometiste una equivocación, no rechaces el malestar. La aceptación es el primer paso para sanar. Honestamente acepta que te equivocaste, acepta que “la regaste”, acepta que ya no puedes cambiar los resultados. No hay marcha atrás. Sentirte responsable te hace consciente del dolor y te da poder de manejar las consecuencias.

 

Segundo paso REMORDIMIENTO: Atraviesa tu propio duelo

Ve el lado positivo de sentirte mal. Ese malestar que estás sintiendo, sé que no es nada agradable, pero demuestra que te has adentrado profundamente en tu interior, incluso puede demostrar empatía y comprensión cuando con tu error has dañado a otras personas.  El sentirte mal te permite arrepentirte, aprender y desear modificar tu conducta. Esta emoción te lleva a la acción. Tampoco te estanques en tu error al punto de dañar tu salud física y emocional. Respira hondo, trata de encontrar la calma, ¡no es el fin del mundo! Eres humano y los humanos nos equivocamos constantemente. Está bien “regarla” de vez en cuando.

Tercer paso REFLEXIÓN: Perdónate y pide perdón

Da un paso hacia atrás, date un respiro y toma una perspectiva objetiva de la situación. Puede servirte pensar en que “pudo haber sido peor”.  Sal momentáneamente del ambiente donde se propinó el error: casa, oficina, etc. Toma un paseo de 15 minutos y recupera tu enfoque y tus energías. Reflexiona en que hiciste lo mejor que pudiste en el momento, lugar y circunstancias en las que estabas, en tu “aquí y ahora”. Quizás no conocías o no mediste las consecuencias que tus actos tendrían. O simplemente no sabías lo que iba a pasar porque no era posible saberlo. Además seguramente buscabas un resultado positivo, era un intento por satisfacer una necesidad propia o de otros. Esto no trata de buscar justificaciones, pero sí de darte cuenta de que tu objetivo no era lastimar o salir lastimado. Entonces, perdónate a ti mismo y sé autocompasivo, genuinamente y desde el fondo de tu corazón, verás que es realmente liberador.

Una vez hecho eso y si aplica a la situación, estás en condiciones de pedir disculpas a quienes hayas lastimado con tu equivocación.  Permanecer indiferente es insultante para las personas lastimadas e implica que no te importa. Entonces, demuestra arrepentimiento. Elige el lugar y el momento adecuado para disculparte y mantén el enfoque en ti, no en las situaciones o personas externas. De preferencia hazlo personalmente. Si por alguna razón ya no te es posible dialogar con quienes has dañado, has un acto simbólico. Por ejemplo escribe una carta.

 

Cuarto paso: REMEDIO y RESOLUCIÓN.

Si has seguido todos los pasos de este proceso, en este momento tus actos ya no parten desde la culpabilidad o la vergüenza, aunque aún puede haber tristeza profunda por lo que pasó. Estás en condiciones de gestionar las consecuencias de tus actos y tratar de resarcir los daños que hayas causado. Verifica específicamente cuál fue tu error y declara cómo remediarás la situación. Equivocarnos es inevitable, asegúrate de que no vuelva a ocurrir haciendo una resolución o un plan, algo así como “Limpiar el desastre y seguir adelante”. Finalmente termina con gratitud, pues en este camino cada experiencia intenta enseñarte algo que requieres para fortalecerte.

 

El día que dejas de cometer errores, dejas de intentar y de crecer

Es completamente humano cometer errores, pero lo que te hace una gran persona es cómo te recuperas de ellos y te aseguras de no lastimar a las personas de nuevo. Así que empecemos a cambiar nuestra actitud hacia nuestras equivocaciones, ¡celebremos los errores! De otra manera dejaremos de correr riesgos.  Además siempre pueden surgir cosas buenas o positivas de ellos, como la Torre de Pisa, que nunca se pretendió que fuera una torre inclinada. Te recomiendo ponerte en marcha cuanto antes con estas acciones después de haber cometido un error.

Cuéntame qué haces cuando te equivocas, ¿te quejas? ¿Culpas a otros? ¿Te sientes mal? O lo que es peor, ¿te rindes?

 

Fuentes:

http://www.lifehack.org/articles/productivity/dont-panic-5-things-when-youve-screwed.html

http://dariusforoux.com/what-to-do-when-you-screw-up-badly/

https://familias.com/6575/4-pasos-para-reparar-el-dano-emocional-que-le-hemos-causado-a-otra-persona

http://rumbointerior.com/me-equivoque-lo-siento-te-sientes-culpable-cuando-te-equivocas/

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Hamburguesas de Portobello

¿Qué familia no ha disfrutado de unas ricas hamburguesas juntos? Esta receta me encantó para prepararla y disfrutarla en familia.  Además de deliciosas, estas hamburguesas de portobello son fáciles y rápidas de cocinar, ¡pruébalas!

 

INGREDIENTES

– 4 champiñones portabello sin tallos

– 1 cucharada de jugo de limón

– 2 cucharadas de aceite de oliva

– 2 láminas de queso de cabra

– 2 rodajas gruesas de tomate

– Sal y pimienta de mar

– 1 puñado de hojas de albahaca

 

 

PREPARACIÓN

1. Calienta la parrilla a fuego medio-alto (aproximadamente 450°).

2. Lava los champiñones.

3. En un tazón poco profundo, mezcla el jugo de limón y el aceite de oliva. Coloca los hongos hacia abajo en la mezcla.

4. Cuando la parrilla esté caliente, asa primero los champiñones por el lado branquial durante unos 5 minutos o hasta que empiecen a sudar. Voltear y asar en la parrilla 2-3 minutos más.

5. Asa ligeramente los tomates y espolvoréales sal y pimienta al gusto.

6. Arma la «hamburguesa» usando el champiñon como el pan, después el queso de cabra, el tomate ligeramente salado y hojas de albahaca fresca. Envolver y servir caliente.

 

Rinde 2 porciones.

Te recomiendo envolver las hamburguesas antes de servir o comerlas con tenedor y cuchillo ya que son un poco resbaladizas.

 

¡Coméntame que tal quedaron tus hamburguesas y si las prepararon en familia!

 

Fuente:

‘http://blog.mushroominfo.com/2011/05/02/portabella-and-halloumi-burgers-from-food-for-my-family/