Remedios 100% Naturales para Combatir Resfriados y Gripe Rápidamente

Increíblemente, no hay evidencia de que el frío provoque resfriados y gripe, pero se estima que hay 200 virus, como rinuvirus, coronavirus,  que si pueden causarlos. El estrés, exponerse a moho, padecer alergias y cualquier otra situación que debilite tu organismo y lo incapacite de defenderse de esos gérmenes te hacen más propenso a sufrir resfriados, los que pueden durar de tres días hasta dos semanas.

Hoy quiero platicarte de cómo puedes combatir los molestos síntomas rápidamente (¡hasta 80% más rápido!) con 8 remedios 100% naturales. Estas dosis son las recomendadas por el Dr. Axe, puedes leer más aquí. ¡Pruébalas y sorpréndete!

1. Vitamina C.

Indudablemente esta vitamina apoya la función del sistema inmunológico. Toma 1000 mg de 3-4 veces por día.

 

2. Equinácea.

Los componentes químicos de la equinácea son potentes estimuladores del sistema inmunológico. En cuanto sientas que te vas a resfriar, empieza a tomar 1000 mg de 3-4 veces por día.

 

3. Baya de Saúco.

Esta baya es rica en antioxidantes, vitamina C, vitamina A y B, apoya tu sistema inmunológico. Los bioflavonoides contenidos en la baya de saúco destruyen la capacidad de los virus de la gripe y del resfriado para infectar las células, ¡incluyendo influenza y gripe aviar (puedes ver el estudio completo aquí) resultando en síntomas menos graves y recuperación mucho más rápida. Toma 10 ml diarios de jarabe o extracto.

 

4. Aceite Esencial de Orégano.

Gracias a su potente efecto antibacterial y antiviral, este aceite logrará que te sientas mucho mejor sin los efectos secundarios de los antibióticos prescritos. Toma 500 mg 2 veces al día, o diluye de 4-5 gotas en agua y bébelo.

 

5. Zinc.

Este maravilloso mineral apoya la función inmune de tu organismo. Para mejores resultados empieza a tomar 50-100 mg al día a los primeros  síntomas de resfriados y gripe.

 

6. Ajo.

El ajo es un antibiótico natural, contiene grandes poderes antioxidantes y propiedades antivirales y antibacterianas por un componente llamado alicina. Te recomiendo tomarlo en cápsulas o cortar finamente un diente de ajo y tragarlo.

 

7. Vinagre de Manzana.

Es un grandioso desintoxicante natural, excelente remedio para fortalecer el sistema inmunológico, apoya el drenaje linfático y tiene efectos expectorantes. Diluye 2 cucharadas en agua y tómalo 3 veces al día.

 

8. Aceites Esenciales para Resfriados y Gripe.

Puedes recurrir a aceites esenciales que te ayudarán a descongestionar las vías respiratorias altas, diluir la mucosidad para que sea más fácil de expulsar y muchos otros beneficios. Te recomiendo: Aceite esencial de Eucalipto, Aceite esencial de Incienso, Aceite On Guard doTERRA®.

 

Cuéntame que tan rápido aliviaste tus síntomas. Puedes incorporar alguna de estas estrategias bajando dosis o frecuencia para ayudar a prevenir resfriados y gripe. Si te llegases a enfermar, ten por seguro que los síntomas serán mucho más leves y pasarán con mayor rapidez.

 

Fuentes

https://www.youtube.com/watch?v=8noy2a0AqTw

https://draxe.com/natural-cold-remedies/

http://www.herbwisdom.com/es/herb-elderberry.html

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission

Alergias

¿Sabías que al menos 1 de cada 5 personas sufre de algún tipo de alergia? ¿Sabes qué son en realidad las alergias?

Las alergias son sencillamente reacciones que tiene nuestro cuerpo para defenderse de ciertos elementos que no puede combatir. El Johns Hopkins Medicine en Estados Unidos define las alergias como “trastornos del sistema inmunológico”(1).

Los síntomas varían dependiendo de la temporada o el nivel de tu cuerpo para combatir dichos elementos y estos pueden ser: congestión, goteo post-nasal, irritación en la piel, garganta irritada, estornudos, producción excesiva de mucosidad, escurrimiento nasal, picor en los ojos, picor e irritación de oídos, disminución de concentración, agotamiento físico, cambios de humor, presión arterial baja, asma, eczema, infecciones en el oído medio… y la lista continua.

Tratar las alergias con algunos medicamentos de prescripción médica es sólo aliviar los síntomas y reacciones de cada cuadro alergénico, más no tratan la raíz o el disparador de estas alergias.

Por eso es importante conocer nuestros cuerpos, y más importante que nada ¡observar nuestros hábitos!

Ten presente que aún y cuando estos medicamentos están siendo ordenados por un profesional de la salud para tu caso específico, tomarlos puede impactar en el balance del PH de tu organismo, y por consiguiente en tu sistema inmunológico, y todo para aliviar únicamente los síntomas más no para curar la alergia.

Te recomiendo buscar opciones naturales, saludables y sobre todo eficientes para combatirlas.

 

Empecemos por el principio: ¿qué dispara las alergias? ¿Cuáles son sus causas?

Las alergias pueden ser causadas por diferentes motivos como el estrés, cuestiones físicas como desviación del tabique, una enfermedad reciente, el embarazo, algún alimento nuevo, o elementos externos como pelo de mascota, polen, ácaros,  contaminación del aire, entre otros.

Presta atención a tu organismo, conoce y respeta tu bio-individualidad. ¿Cuándo se disparan los síntomas de tu alergia? ¿Se basan en condiciones externas o internas? Cuando tengas identificado esto, podrás encontrar soluciones adecuadas y eficientes.

También es de suma importancia que tu sistema inmunológico se encuentre fortalecido. Para esto tu cuerpo debe estar alcalinizado y mantener un buen PH. El estrés, hábitos deficientes de sueño, una dieta basada en alimentos procesados o refinados, incluso una cirugía reciente, pueden afectar tu alcalinidad.

 

¿Y se pueden combatir y curar naturalmente las alergias?

¡Por supuesto que sí! Afortunadamente la naturaleza nos proporciona soluciones a diferentes enfermedades y las alergias no se quedan fuera. ¡De hecho los tratamientos naturales pueden ser tan o más efectivos que los medicamentos prescritos!

Las alergias no se pueden prevenir, pero sus síntomas si se pueden tratar, lo cual debe hacerse integralmente, es decir: dieta, estilo de vida y tratamientos naturales.

Listaré algunos alimentos que puedes incluir fácilmente en tu dieta para aliviar los síntomas de las alergias, sobre todo las estacionales. Toma nota:

 

Miel virgen local: Si tu alergia es causada por el polen, pues que mejor remedio que la miel que hacen las abejas a partir del mismo polen que te ataca. Toma un par de cucharadas diarias.

 

Vinagre de Manzana: Excelente remedio para fortalecer el sistema inmunológico, apoya el drenaje linfático y tiene efectos expectorantes. Mezcla una cucharada con el jugo de un limón recién exprimido, media cucharada de miel virgen y tómalo 3 veces al día.

 

Caldo de Hueso: Excelente para varios de los síntomas del sistema respiratorio ya que ayuda a expulsar el exceso de mucosidad. Puedes checar la receta de Raquel Guajardo aquí.

Probióticos: Kéfir, kombucha, kimchi, yogurts y quesos crudos, contribuyen a disminuir la producción de mucosidad.

Piña: Aunque no lo creas, la bromelina contenida en la piña además de otros nutrientes esenciales, te ayudan a reducir la reacción de tu organismo a la alergia. Come el centro maduro de la piña fresca, ya que es ahí donde contiene mayor concentración de nutrientes.

Vegetales frescos orgánicos: Aunque no tengas alergias, te recomiendo ampliamente consumirlos. Acelgas, betabel, repollo, zanahoria, espinacas. Escoge vegetales verde oscuro, amarillos y naranjas.

Proteínas Limpias: Salmón salvaje, aves de corral, ganado de libre pastoreo, son ricos en proteínas, vitaminas, minerales y aceite omega-3 para elevar tus defensas.

Ajo: Un antibiótico natural! Contiene grandes poderes antioxidantes. Un diente de ajo crudo consumido diariamente te ayudará contra todos los tipos de alergias.

Limón: Es una de las mejores y más económicas opciones para conseguir alcalinizar nuestro cuerpo. Además es fácil de conseguir y eficiente contra las alergias. Prueba tomando un vaso de agua con jugo de limón por la mañana para activar tu sistema digestivo y apoyar a tu sistema inmunológico.

Alimentos calientes y picantes: Estos diluyen la mucosidad haciéndola mucho más fácil de expulsar. Así que consume alimentos con canela, jengibre, pimienta de cayena, ajo y cebolla.

Aceites Esenciales: Son realmente útiles para combatir la inflamación así como otros síntomas de las alergias. Estimulan el sistema inmunológico, desintoxican el cuerpo y combaten infecciones reduciendo además la susceptibilidad del organismo frente a alérgenos externos. Puedes usar aceites esenciales de menta, albahaca, eucalipto, limón o melaleuca.

Pero así como hay alimentos que debes consumir, hay otros que debes evitar, ya que pueden disparar los síntomas.

Te recuerdo que cada organismo es distinto y reacciona diferente, por lo que te recomiendo hacer una prueba de eliminación con cada uno para saber si realmente te afecta:

– Estimulantes como alcohol, cafeína y chocolate

– Lácteos convencionales

– Cacahuates y semillas de girasol

– Azúcar y saborizantes artificiales

– Alimentos procesados, grasas trans y aceites hidrogenados

– Melón, pepino y plátano

– Mariscos

– Jugos cítricos embotellados

– Equinacea y manzanilla

– Trigo y soya

– Gluten

– Huevos

¡Cuéntame como te fue! Recuerda prestar atención a tu organismo, detectar disparadores de tu alergia y tratarlos con lo que la naturaleza nos aporta.

FUENTES:

(1)http://www.hopkinsmedicine.org/healthlibrary/conditions/allergy_and_asthma/allergies_and_the_immune_system_85,P00039/

https://draxe.com/the-top-5-natural-allergy-fighters/
https://draxe.com/seasonal-allergy-symptoms/
https://draxe.com/8-natural-allergy-relief-remedies/
https://draxe.com/natural-allergy-cures/
https://draxe.com/essential-oils-for-allergies/

Y tu ¿Padeces de Gastritis?

Y tú, ¿Padeces de gastritis?

 

Para mi, la gastritis es un tema que se presenta cuando suceden situaciones contínuas desafortunadas que no alcancé a controlar y mi estómago lo resiente.

Comienzo sintiendome bien, voy a una comida y me devoro la salsa picosa de los tacos, luego tengo una llamada telefónica que me da estrés y me hace sentir un malestar estomacal y trato de calmarlo todo con mas comida. Sin querer y sin saber ya entré en una dinámica negativa que si le sigo, se convertirá en una gastritis segura.

Aprender a detectar estos momentos cruciales en donde tus desiciones alimenticias te van a llevar a la enfermedad o a la salud, es de vital importancia. Es estar observando constantemente estos momentos de debilidad para tomar acción inmediata al respecto y no caer en la inercia de las emociones y los patrones alimenticios destructivos.

Actualmente, con el ritmo de vida que llevamos, es común padecer síntomas como dolores de estómago, irritación estomacal, pesadez, a veces vómitos, diarreas e incluso pérdida del apetito. Solemos adjudicárselo a algún problema pasajero como comer de prisa, estar nerviosos, apurados, y no se le da mayor importancia. Sin embargo hay ocasiones en las que estos síntomas se vuelven crónicos y terminan causando afecciones más graves.

 

Si detectas que entraste en una de éstas dinámicas te recomiendo las siguientes acciones:

– Comidas antioxidantes, como lo son todas las que contienen vitaminas C y A. Prueba con cebollas, ajo, calabazas, pimientos, verduras de hoja verde, alcachofas, espárragos, apio, hinojo, vegetales marinos, jengibre, cúrcuma, manzanas, arándanos, etc.

– Estudios sugieren que los probióticos ayudan a combatir la bacteria H. pylori y tratan otras infecciones del tracto digestivo que desencadenan gastritis y úlceras. Los lactobacilos podrían ser capaces de ayudar a regular la cantidad de ácido que produce el estómago e inhibir la inflamación considerablemente. Tómalos a primera hora de la mañana con el estómago vacío y espera unos 20 min. antes de ingerir alimentos

– Alimentos ricos en fibra, como germinados, frutos secos, semillas como la chía, cereales como avena, quinoa, arroz salvaje, amaranto.

– Grasas saludables y proteínas magras. Las proteínas ayudan a reparar la pared intestinal y otros problemas digestivos, asegúrate que sean magras y de buenas fuentes.

 Regaliz, hinojo y anís. La raíz de regaliz es uno de los remedios más tradicionales para combatir la gastritis ya que refuerza los procesos del sistema digestivo.

Tea composition with glass tea cup on dark wooden background

¿Qué es la gastritis?

Básicamente es un trastorno digestivo causado por el daño y la inflamación de la mucosa gástrica, que es el revestimiento del estómago y del tracto gastrointestinal. La erosión de la mucosa gástrica conduce al ácido provocando la sensación de ardor y dolor en el sistema digestivo, y en ocasiones a mala absorción de nutrientes.

Los síntomas más frecuentes son:

  • Inflamación del estómago. Sientes hinchado el vientre entre el ombligo y las costillas inferiores.
  • Sensación de ardor y dolor en el estómago.
  • Náuseas frecuentes o incluso vómitos.
  • Pérdida del apetito antes de tus alimentos. Puedes sentir saciedad al empezar a comer.
  • Hipos y eructos frecuentes. Mal sabor de boca.
  • Fatiga crónica.
  • Evacuaciones con sangrado o con aspecto oscuro.

Para diagnosticar correctamente si se trata de gastritis, lo más recomendable es acudir a tu médico. Muchos de los síntomas son similares a los de úlcera en el estómago. Pero, la gastritis crónica (la que dura meses o años) puede ser más peligrosa que las úlceras en el estómago puesto que puede desencadenar complicaciones graves como anemia o incluso cáncer en el estómago.

Después de todo esto, la buena noticia es que en muchos casos es reversible si la detectas y actúas a tiempo. Es importante saber que lo que es bueno para unos puede no serlo para otros y la mejor forma de encontrar lo que es más conveniente para tu organismo es probar eliminando el consumo de ciertos alimentos y aumentando la ingesta de otros con la intención de detectar qué comidas son las que suelen causarte mayor dolor o alivio.

 

¿Que productos debo eliminar para disminuir los síntomas de la gastritis?

  • Frutas o jugos cítricos.
  • El tomate, aunque es muy bueno para la mayoría de las personas, hay quienes cuentan con un estómago mucho más sensible y les irrita fácilmente.
  • Leche y otros productos lácteos. Tomar leche para restaurar la mucosa estomacal es un gran mito. Los expertos han encontrado que la leche y el calcio estimulan la producción de ácido.
  • Café, alcohol y refrescos. Si no puedes eliminarlos, baja poco a poco su ingesta y elige siempre agua.
  • Comidas muy picantes incluidos los condimentos como las salsas comunes.
  • Comidas muy calientes o muy frías.
  • Comidas procesadas, como el pan, pastas, embutidos, productos con azúcar añadida, comidas fritas, alimentos altos en grasas.

 

¡Y esto es precisamente lo que se me antoja cuando las emociones se me desbordan y estoy al borde de la ansiedad!

Aquí es donde juega un papel muy importante la salud mental y tus hábitos saludables. Para aprender a salir de la inercia busca que tus hábitos mentales te ayuden.

– Reduce el estrés, relájate y concéntrate en tu nuevo estilo de vida.

– Haz ejercicio físico. Una caminata de 20 minutos al día te liberará del estrés y favorecerá el funcionamiento de tu sistema digestivo.

– Mastica bien y despacio tus alimentos, come sentado y sin prisas. No tomes grandes cantidades de líquidos en tus comidas, sólo pequeños tragos.

– Créate la rutina de comer al menos 5 veces al día, en pequeñas porciones, no dejes espacios prolongados sin ingerir alimentos.

– Nunca te acuestes a dormir después de comer, dale oportunidad a tu estómago de procesar los alimentos al menos media hora antes de dormir.

– El uso de antiácidos puede acarrearte complicaciones a largo plazo como cambios en los niveles de electrolitos, diarrea y estreñimiento, además no tratan el problema de raíz. No abuses de ellos.

– Elimina el alcohol y el cigarro por un tiempo, esto traerá beneficios extra a tu salud.

– Provee a tu cuerpo de líquidos como agua o jugo verde, evita el café o refresco.

 

Algunas recetas que te ayudarán a combatir la gastritis:

  1. Añade 2 cucharadas de miel de abeja en agua tibia y bébela todos los días con el estómago vacío. Se disminuye la acidez del estómago y las paredes se van restaurando naturalmente.
  1. Vierte 1 cucharada de aceite de oliva en una taza de agua caliente o tibia todos los días temprano en la mañana en ayunas para aliviar la irritación.
  1. La avena con miel es un desayuno muy benéfico para aliviar la gastritis aguda.
  1. Mezcla jugo de jengibre y de cebolla en cantidades iguales y tómalo todos los días dos veces al día para el alivio de la inflamación, náuseas e irritación del estómago.

 

¡Toma las riendas de tu vida, no esperes más! Asume los cambios y actúa. Prueba los alimentos que mejor se acomoden a tu estilo de vida, haz cambios pequeños pero constantes y disfruta de estar saludable.

 

 

FUENTES

http://draxe.com/gastritis-diet/

http://mejorconsalud.com/los-10-mejores-consejos-naturales-para-curar-la-gastritis-aguda/

http://sintomasdegastritis.com/causas-de-la-gastritis/

http://sintomasdegastritis.com/sintomas-de-gastritis/

http://sintomasdegastritis.com/remedios-caseros-para-la-gastritis/