Logo
Thursday, June 30th, 2016

Aprende a leer las etiquetas nutrimentales

Ale Cortés

Para empezar…

 

Lo más saludable para consumir será siempre todo aquello que carezca de etiquetas nutrimentales, es decir, verduras, granos, frutas, nueces, semillas, pescados, algas, etc. Todo aquello que carece de conservadores, colorantes, saborizantes y aditivos artificiales.

Aclarado lo anterior, seguramente en más de una ocasión te has encontrado agregando a tu carrito de súper, artículos que no sabes del todo lo que contienen.

Que no te engañen estas frases

“Light”, “Bajo en grasas”, “Sin azúcar”, “Minerales y vitaminas añadidos”, “Saludable”, son frases impresas a muchísimos productos y es lo que finalmente motiva a escoger una u otra opción.

No te dejes influir por la foto, las frases y el logo frontal

Los datos más importantes no están frente sino detrás, en etiquetas nutrimentales.

La Etiqueta más Ignorada

Esta etiqueta es precisamente la que nos presenta la realidad de lo que estamos consumiendo, de lo que día a día ofrecemos a nuestro cuerpo y al de los miembros de nuestra familia, por lo que es realmente importante que sepamos interpretar esta información para así poder tomar una decisión más meditada.

Esto es por ley, pero…

La mayoría de las empresas utilizan métodos engañosos para mostrar el contenido de sus productos ya que de lo contrario las ventas no serían favorables.

Por esto me gustaría ayudarte a conocer más ampliamente sobre como leer dichas etiquetas nutrimentales que están diciéndote exactamente qué es lo que consumirás.

Empecemos por lo más importante:  Los ingredientes

Es la parte que regularmente no se lee por la cantidad de palabras difíciles de pronunciar que se incluyen, pero te paso un tip súper sencillo y fácil de aplicar:

Si es difícil de pronunciar, lo mejor es que no lo consumas.

 

Otras cuestiones a tomar en cuenta son:

– Todos los ingredientes en las etiquetas nutrimentales deben de aparecer según el orden de cantidad, así pues el de mayor cantidad aparece primero en la lista y el que tenga menor contenido irá hasta abajo.

– La etiqueta cuenta con el apartado de azúcares, uno de los ingredientes que causa grandes estragos en nuestra salud, y aunque por ley deben incluir la cantidad de azúcares en el producto, no están exentos de darle diferentes nombres como fructuosa, dextrosa, glucosa, lactosa, galactosa, melaza, maltodextrina, etc. Y todos estos son azúcares, que al dividirlos dan una sensación de ser cantidades mínimas y aparecen en la parte inferior de las etiquetas nutrimentales.

– Siguiendo con los ingredientes, entre los que debemos evitar se encuentran los conservadores y aditivos artificiales, ya que algunos pueden tener altos grados de toxicidad incluidos varios colorantes que han sido comprobados pueden causar cáncer u otras enfermedades. Ten especial cuidado con el glutamato de monosodio, uno de los potenciadores de sabor más usados que puede llegar a causar dolor de cabeza, náuseas, mareos, jaquecas o debilidad de las extremidades. Otros colorantes a evitar: E133 (colorante azul), E124 (colorante rojo), E102 (colorante amarillo), bromato de potasio y el nitrito de sodio.

– El tamaño de la porción es otro dato importante porque te da la información nutrimental pero no de todo el paquete que estas comprando, sino únicamente de la porción indicada. ¡Mucho ojo!

– La famosa frase de “adicionado con vitaminas, hierro y minerales”, tiene una palabra clave: “adicionado” lo cual significa más químicos. La comida ya incluye suficientes vitaminas y minerales que necesitamos si elegimos la opción natural.

 

Y la palabra más engañosa de todas: Light!

 

Los productos “light”, “sin azúcar”, “bajo en grasas”, no siempre son las mejores opciones, me atrevo a decir que raras veces lo son. Al disminuir o eliminar el azúcar y las grasas, que son naturales en los alimentos, el alimento queda prácticamente sin sabor, por lo que el principal proceso es el de agregar químicos como endulzantes artificiales.

 

Que sea “light” no significa que no haga subir de peso

 

Lo que realmente te está diciendo es que se trata de un alimento alterado que incluye un 30% menos de grasas totales, pero al quitárselas, también están retirando el sabor lo cual es compensado con goma guar, carregenina, goma xantana, azúcar, entre otros que deberíamos de estar evitando.

 

¡Tampoco te olvides de estos datos!

 

– Caducidad: Es importante que siempre busques esta fecha y en caso de faltar, decídete por otro producto.

– Valor energético: Estas son las calorías que aporta el alimento, lo cual tiene un importante impacto en las hormonas.

– Colesterol: Esta parte no es tan dañina como solemos pensar ya que nuestro cuerpo ya produce el suficiente colesterol que necesitamos, si ingerimos colesterol de más significa que producirá menos colesterol.

– Carbohidratos: Aquí se incluyen también los azúcares añadidos, procesados, etc. Recuerda que los carbohidratos no son del todo malos, ya que se encuentran, por ejemplo, en las zanahorias y otras verduras, simplemente elige los adecuados.

– Fibra: Me dirás “mientras más fibra, el producto es mejor”, sin embargo si en la parte de los ingredientes puedes leer polidextrosa, inulina, oligofructosa, esto significa que contiene fibras añadidas químicamente, lo cual deberías evitar.

– Sodio: Esta parte es difícil ya que no podemos distinguir la cantidad que es natural de la que es añadida por lo que procura consumirlo en cantidades bajas. Sustitúyelo por sal de mar.

Tómate tu tiempo para analizar las etiquetas nutrimentales

 

Si algo no te parece correcto, busca productos similares que cuenten con niveles más acordes a tus necesidades y las de tu familia. En la medida de lo posible guíate por esta frase:

 

“Ingiere principalmente comida verdadera, aquella que nuestros antepasados miles de años atrás, habrían reconocido como comida”.

 

 

FUENTES:

http://www.fitnessrevolucionario.com/2013/05/02/que-no-te-enganen-aprende-a-leer-las-etiquetas-y-no-comas-productos-light/
https://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/patientinstructions/000107.htm
http://www.directoalpaladar.com/ingredientes-y-alimentos/aprende-a-leer-e-interpretar-las-etiquetas-de-los-alimentos

http://www.nutristein.com/content/lectura-de-etiquetas

http://www.greenpeace.org/mexico/es/Actua/Ecotips/Como-leer-etiquetas-/

http://www.imujer.com/salud/4073/como-leer-las-etiquetas-de-los-alimentos


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!