Logo
Sunday, October 30th, 2016

Acerca el Mindfulness a tu vida

Ale Cortés

La atención plena es algo que pudiéramos llevar con nosotros constantemente. Algo que nos acompañe en nuestras situaciones del día a día. Como te compartí en mi post de Mindfulness (lo puedes leer aquí), la práctica de esta técnica te permite situarte en el presente, en el aquí y el ahora, y con ello reconocer lo que está sucediendo en este momento. Ahora quiero compartirte cómo puedes encontrar tu lugar ideal para practicar el Mindfulness, y sobre todo ¡Que lo integres a tu rutina diaria!

Los estudios recientes nos dicen que pasamos mas del 50% del tiempo consumidos por nuestros pensamientos. Lo increíble es que la mayoría de estos pensamientos son por situaciones que están fuera de nuestro control, haciendo que nuestro nivel de frustración aumente conforme transcurre el día y cuando llega el Viernes nuestra tolerancia a la frustración es casi nula.

¿Cómo puedo incorporar el Mindfulness a mi vida?

Las acciones repetitivas que realizamos durante el día son una excelente oportunidad para practicar la atención plena.

Es importante que no te preocupes de querer tener tu mente en blanco y sin pensamiento alguno; en lugar de eso deja de ser el protagonista de la historia y concéntrate en ser el espectador que observa, siente, y esta consciente. Observa cómo tus pensamientos y emociones van y vienen, concéntrate en las sensaciones físicas y enfócate en la actividad por si misma.

Atención plena cuando comes tus alimentos

Es común que nos sentemos a la mesa a comer nuestros alimentos y estemos pensando en los problemas del día, en los planes a futuro, en las vueltas que tengo que dar, en los pendientes que tengo que acabar, pasando con ello la oportunidad de disfrutar de los olores, de degustar los sabores y de observar la variedad de colores tan maravillosos que nos aporta la naturaleza. Estar atento a este simple hecho nos ayudará a bajar el estrés y apoyará a nuestro estomago a digerir mejor los alimentos.

Atención plena cuando estas en una conversación con el otro

Cuando estamos frente a otra persona en una conversación casual, es común que nuestros pensamientos se divagen y perdamos nuestra atención, dejamos de estar en el presente y la conversación deja de fluir. El otro se siente frustrado y perdemos la oportunidad de conocernos.

Practicar la atención plena en estos momentos tiene que ver con escuchar con atención a lo que el otro nos dice, el observar sin juicios su dilema u opinión, el aplicar todas las herramientas que están a nuestro alcance para lograr que esta conversación tenga un propósito. Significa observar cómo se esta sintiendo el otro ante mi presencia. Observar mis manos, mi tono, como estoy sentado, como estoy respirando. Lograr esto puede ser una meditación en si misma.

 

Atención plena cuando esperas

Generalmente cuando estamos esperando, ya sea en la fila del banco, en el tráfico de la ciudad, en la escuela, tomamos una actitud de desesperación como si el mundo estuviera en contra nuestra. Nos sentimos agredidos y nos desesperamos, prendemos el celular, hacemos los pendientes y generalmente nos frustramos. Practicar la atención plena en estas situaciones seria empezar a observar mi respiración ¿Es profunda o corta?, sentir mi tensión ¿Estoy tensa o relajada? y aprovechar este momento para ajustarla; Respirar profundo, repetir un mantra y decir afirmaciones son técnicas que disminuyen la frustración y aumentan el bienestar.

¿Y ahora cómo comienzo?

Me centraré en los básicos para alguien que quiere comenzar con esta práctica.

  1. Relájate, cierra los ojos y concentra toda tu atención en tu respiración. Puedes empezar a hacer un par de respiraciones profundas.
  2. Tu mente debe encontrarse atenta a cada inhalación y cada exhalación, sin esfuerzos, en calma. Puedes contar las respiraciones sin pensar en ellas.
  3. Si aún tienes dificultades, prueba visualizar un lugar tranquilo y relajante, visualízate acercándote a él, no juzgues ninguno de tus pensamientos como bueno o malo, sólo obsérvalos.
  4. Cuando ya te sientas cómodo con este ejercicio, puedes pasar a un mantra. Por ejemplo puedes repetir el sonido “om” o “estoy aquí”, “estoy tranquilo”.
  5. Se consciente que si estás empezando, es casi seguro que tu mente se desvíe con otro pensamiento, sólo obsérvalo, no te involucres con él, que no altere tu estado.

 

 

Se requiere mucha disciplina, así que ¡no te rindas ni te frustres! Nadie dijo que sería fácil pero las recompensas de lograrlo son benéficas para tu salud: aumentará tu auto-conciencia, tu memoria y tu inteligencia emocional conforme lo practiques.

¡Coméntame como te fue con esta actividad!

 

FUENTES

http://www.omicrono.com/2014/01/que-es-exactamente-el-mindfulness-atencion-plena-y-como-puedo-practicarlo/

http://comomeditar.org/como-meditar-en-casa-5-pasos-para-meditar-en-el-hogar/

http://www.biut.cl/vidacotidiana/2015/06/tu-casa-un-lugar-para-meditar/

http://www.dailygood.org/story/497/5-ways-to-bring-mindfulness-into-everyday-life-headspace-com/


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!