Logo
Tuesday, January 5th, 2016

Introduce un hábito saludable

Ale Cortés

Fundamentalmente hablando, los hábitos en sí juegan un rol clave en nuestras vidas. De hecho, la posición en la que te encuentras ahora, tiene más que ver con tus hábitos que con cualquier otra cosa, considerando que el 45% de todo el comportamiento humano es impulsado por ellos. Una gran parte de lo que pensamos, decimos, sentimos y hacemos es, principalmente, controlado por nuestros hábitos.

Me encantaría proponerles una forma más sana y divertida de disfrutar la vida y, al mismo tiempo, crear hábitos saludables.

Les comparto esta frase…

¿Cómo se relaciona esta metáfora con el cambio de hábitos?

La “semilla adecuada” es el micro comportamiento que escoges cambiar. El “lugar correcto” es la secuencia de actos que te ayudan a cambiar el comportamiento. Y “sin muchos cuidados” significa que se dará naturalmente sin mucho esfuerzo.

Para explicarlo mejor:

Si escoges el micro comportamiento adecuado y le das la secuencia correcta, entonces no tendrás que motivarte para hacer el cambio. Sucederá naturalmente, como una buena semilla que se planta en un buen lugar.

Consideremos este extracto de B.J. Fogg, psicólogo de Stanford, sobre cómo empezó su hábito para utilizar diariamente el hilo dental:

 

“Empecé por poner el hilo dental a un lado del cepillo de dientes y comprometerme conmigo mismo a pasar el hilo solamente por un solo diente – solo uno – cada vez que lavaba mis dientes.

Podía pasar el hilo por todos los dientes si yo quería, pero el compromiso era solamente con un solo diente.

Esto funcionó porque yo estaba entrenando el comportamiento. Quizá de vez en cuando pasaba el hilo por un solo diente, pero la mayoría de las veces optaba por pasar el hilo por toda la dentadura.”

 

Estar motivado internamente para hacer las cosas, en lugar de necesitar premios o castigos, es esencial para poner metas que permanezcan en el tiempo. Necesitamos encontrar una forma de balancear esta necesidad de soñar grande con las actividades del día a día, que no resultan generalmente en cambios rápidos ni dramáticos, pero que surten su efecto a través del tiempo.

 

Tú sabes a lo que me refiero…

Te inspiras por una amiga a ir al gimnasio, haces ejercicio ese día hasta estar exhausta, y te tomas los siguientes tres meses para recuperarte.

Muchas veces, dejamos que nuestros deseos y motivaciones nos lleven al punto de la euforia y queremos resolver nuestro problema en un solo día, en lugar de empezar poco a poco una nueva rutina.

Pero la verdad es la siguiente:

Los sueños que tienes son muy distintos a las acciones que te llevarán a cumplirlos.

Entonces, ¿Cómo balanceamos nuestro deseo de hacer grandes cambios y transformar nuestra vida, con la necesidad de ir construyendo hábitos pequeños sostenibles?

grandessuenosLa mejor forma de hacerlo es fijando “macro metas” y “micro acciones”. Las metas deberán ser aquellos grandes sueños que quisieras lograr algún día. Y las micro acciones, por otro lado, son la mínima cantidad de trabajo que deberás hacer cada día, para convertir tus sueños en realidad. Las micro acciones se convierten en un nuevo estilo de vida. Constantemente nos obsesionamos en transformar nuestra vida, en lugar de enfocarnos en el estilo de vida día a día.

“Perder 10 kilos de peso puede cambiar tu vida, tomar 8 vasos de agua al día es un nuevo estilo de vida, que eventualmente te ayudará a cambiar tu vida.”

“Correr un maratón puede cambiar tu vida, correr tres veces por semana es un nuevo estilo de vida.”

 

Es bueno tener metas de vida porque nos dan enfoque y dirección, pero éstas pueden incitarnos a hacer más de lo que podemos manejar. Los hábitos diarios – pequeñas rutinas que pueden ser repetidas – logran que los grandes sueños se hagan realidad.

Construir nuevos hábitos te tomará entre 18 y 254 días, así que abraza el largo y lento camino hacia la grandeza y enfócate en acumular más repeticiones.

No tienes que ser perfecto, trata los fracasos como un científico, date permiso de cometer errores, y desarrolla estrategias para volver a ponerte de pie.

Aceptar que los hábitos nos tomarán más tiempo, es una oportunidad para darnos cuenta de que formar un hábito es un proceso y no un evento. Debemos de aceptar el proceso y comprometernos con el sistema.

 

La única forma de llegar al día 200 es comenzar por el día 1. Así que olvídate del número y enfócate en hacer el trabajo.

Algunos hábitos para una vida saludable:

habitos-saludables

 

 


3 thoughts on “Introduce un hábito saludable

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!