Logo
Sunday, November 5th, 2017

Ayudar para crecer y ser feliz

Ale Cortés

¿Quién no desea ser feliz?

Yo creo que todos. Mi intención con este artículo, es transmitirte la importancia de ayudar a los demás. Porque, la verdad es que ayudar es una forma muy generosa de ser feliz. Una persona generosa de corazón es una persona rica, alegre y feliz.

Desde pequeña y luego como esposa, profesional y mamá, siempre he creído en la importancia de ayudar como un factor de cambio social. La caridad, la filantropía, el ser desprendidos y atender las necesidades de otros producen cambios importantes en los demás y en uno mismo.

Cuando uno ayuda a otros por gusto y con la pura intención de dar sin esperar nada a cambio, cultiva un sentimiento de satisfacción y hasta de encanto que nutre y enriquece inmediatamente. Las capacidades personales se mejoran y la sensibilidad se afina logrando que finalmente todos salgan beneficiados.

 

Ayudar a los demás es ayudarse a sí mismo

Al auxiliar a otros, uno aprende a superar los desafíos propios, inspirando y proporcionando herramientas para que puedan solucionar sus retos. Además, cuando uno vive para servir desarrolla sensibilidad, bondad y sus atenciones son más acertadas. Entre más ayudas a los demás, más rico emocionalmente te conviertes; las posibilidades de dar son ilimitadas cuando se da de corazón y sin esperar nada a cambio. El universo se achica y las oportunidades se multiplican.

Dar y ayudar es la mejor manera de sentir gratitud. Uno es más generoso cuando siente que tiene la posibilidad o la capacidad de hacerlo, por lo que tiende a buscar oportunidades para expresar su gratitud, al hacerlo le afloran simultáneamente mayores sentimientos de agradecimiento y satisfacción. Si quieres profundizar un poco más en el tema del agradecimiento y sus múltiples beneficios, te invito a que eches un vistazo a esta infografía que preparé sobre la Gratitud.

 

Mitos en torno a ayudar

Hay creencias o mitos alrededor de la idea de ayudar. Como:

 

Mito #1: Necesito dinero para ayudar.

Es decir, que sólo hasta que tengas resuelta tu vida, entonces estarás en posición de ofrecer ayuda a otros. La realidad es que hay tantas maneras de ayudar, no toda ayuda es económica. No busques pretextos para postergar tu ayuda.

 

Mito #2: No tengo tiempo.

Eso es algo parecido a un pretexto, ¿no?  Es exactamente igual a pensar que para ayudar necesitamos dinero. Sea poco o mucho, el tiempo que se use para ayudar es siempre valioso y útil. Cada cual, en la medida de sus posibilidades, puede aportar mucho ayudando.  Si quieres aprender más sobre este tema, te recomiendo checar la infografía sobre el voluntariado.

 

Mito #3: Las buenas intenciones son suficientes.

La intención no es suficiente para lograr cambios, en ningún ámbito. También hay que tener en cuenta las verdaderas necesidades del otro.  Además, en ciertas situaciones hay que tener formación y experiencia para poder brindar la ayuda que el otro necesita. Ante todo te recomiendo que no cedas a la pasividad y no permanezcas indiferente.

 

Mito #4: Sólo ayudo cuando me sobra, cuando no necesito.

Primero yo y luego los demás. Quiero que sepas que lo que he vivido es diferente. El ayudar es un estado anímico. Tú siempre puedes ayudar, siempre. Solo se requiere algo: voluntad.

 

Ayudar a otros para resolver tu propia vida:

Voluntad + Solidaridad + Empatía

De hecho, ayudar a los demás también es una forma de resolver tu propia vida. Ser solidario y receptivo a las necesidades de otros te hace crecer significativamente como persona.

Si hay algo que podría ayudarnos a crecer como sociedad es practicar la empatía. Ponernos en el lugar de los demás, ser conscientes de las muchas limitaciones que enfrentan, nos hace más conscientes y proactivos. Quizás la mejor forma de entender qué es la empatía es cuando los beneficiados de una ayuda somos nosotros. Nos llega de pronto el apoyo, sin necesariamente haberlo pedido. Cuando uno recibe ayuda, además de sentir el cobijo de la comunidad, también se siente comprendido. Pensamos: alguien me entiende, se puso en mi lugar y estuvo ahí para echarme la mano.

 

Hacerte cargo de ti mismo y de tu situación más cercana

Una vez un joven le preguntó al filósofo austriaco Wittgenstein, durante la segunda guerra mundial, qué podía hacer él para ayudar a resolver la crisis que se vivía en Europa. El filósofo le respondió: lo mejor que puedes hacer es hacerte cargo de ti mismo y de tu situación más cercana.

Ese sabio consejo aplica para todos en todo momento. Para resolver los grandes problemas, hay que hacernos cargo de lo inmediato y de lo que es propio de nosotros. Si todos hiciéramos eso, probablemente mejoraríamos mucho y más rápido a nuestra sociedad.  Ahí donde te tocó nacer o vivir, ahí es donde mejor puedes ayudar. Sólo tú puedes estar en ese lugar, solo tú conoces lo que te toca a ti. Nadie es experto en eso más que tú. Si te preguntas qué puedes hacer, la respuesta es eso: ayudar en tu entorno más cercano.

 

Lo importante es preocuparnos por nuestro círculo inmediato

Preocúpate por ti, tu familia, tu colonia, tu comunidad. Ahí es donde se espera que te hagas presente. Donde se necesita que intervengas. No esperes a que te pidan ayuda, a que seas millonario o dispongas de muchas horas libres. Ayuda. Te hará crecer.

 

Dicen que, quien busca, encuentra. El que busque tiempo para ayudar, encontrará. Quien busque causas para apoyar, encontrará. Basta que observe a los demás: siempre hay alguien que requiere apoyo. Quizás te tome unos minutos hacer la diferencia. No juzgues la ayuda en función del tiempo, del dinero o del esfuerzo que le dediques. Solo ayuda. Te invito a que hoy te comprometas en ayudar, y que seas el cambio que se requiere.

¿Has recibido alguna ayuda de alguien que te cambió la vida? ¿Has prestado ayuda? ¿Fue significativo para la comunidad o para la persona?

 

 

Fuentes:

http://www.worldvision.es/noticias-ayuda-humanitaria/los-cinco-mitos-de-la-ayuda-humanitaria

http://www.mentesana.es/psicologia/desarrollo-personal/no-intencion-no-es-que-cuenta_1133

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!