Logo
Sunday, July 2nd, 2017

Jícama

Ale Cortés

¿Sabías que la jícama es originaria de México? Este sorprendente tubérculo al que le toma entre 6 y 9 meses crecer, tiene propiedades increíbles además de un rico sabor y consistencia crujiente.

Del 86-90% de la composición de la jícama es agua por lo que es naturalmente baja en calorías, azúcares naturales, almidón y por lo tanto un bajo índice glucémico. Es fuente de vitamina C, magnesio, fibra y potasio lo que impulsa al sistema inmunológico.

Una taza de jícama cruda te aporta:

– 49 calorías

– 0 gr de grasa

– 6 gr de fibra

– 1 gr de proteína

– 11 gr de carbohidratos

– 2 mg de Vitamina C

– 180 mg de Potasio

– 4 mg de Magnesio

Gran prebiótico que apoya tu salud intestinal

Aunque es un tubérculo como la papa o el betabel, es sorprendentemente baja en almidón, azúcares y carbohidratos. Destaca por ser un alimento alto en fibra, alrededor de 25% de la ingesta diaria recomendada. Esta fibra contiene un tipo de prebiótico muy benéfico para los órganos del sistema digestivo, fermentándose en el intestino. Esta fermentación estimula el crecimiento de bacterias buenas en el intestino, incluyendo las bifidobacterias. Esto impulsa el sistema inmunológico, apoya el control de peso, las funciones metabólicas, mejora la digestión, equilibra los niveles hormonales y más.

También es excelente para la digestión por su contenido de fibra y electrolitos. Puede aliviar naturalmente el estreñimiento y tratar la diarrea. También tiene propiedades anti-inflamatorias que pueden reducir ataques de asma, síndrome de intestino permeable y trastornos digestivos autoinmunes.

Ayuda en el control de peso

Por ser alto en fibra y con bajo índice glucémico es excelente para controlar el peso, el apetito y las hormonas como la insulina. Los alimentos ricos en fibra cuando son digeridos se expanden en el estómago y absorben el agua lo que provoca una sensación de saciedad que previene comer en exceso o entre comidas.

Antioxidante gracias a la vitamina C

La vitamina C neutraliza los radicales libres y controla la inflamación, lo que ayuda a prevenir enfermedades autoinmunes, cáncer, enfermedades cardiovasculares y de deterioro cognitivo. La jícama también ayuda a mantener huesos fuertes ya que mejora la retención de minerales como el calcio en los huesos.

¿Cómo consumirla?

La jícama es muy común en México. Debes pelarla y posteriormente puedes comerla cruda o cocida. Es ideal para ingerirla como snack, en ensaladas, en ceviches,  o incluso agregarla a los guisados, o como guarnición.

Coméntame aquí cómo sueles comer jícama, ¿tienes un platillo favorito con jícama?

Fuentes

https://draxe.com/jicama/

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!