Logo
Sunday, June 3rd, 2018

Agua de Coco

Ale Cortés

¿Sabías que el agua de coco tiene un perfil electrolítico muy similar al de la sangre humana? Lo que lo convierte en una bebida ideal para mantener la capacidad de desintoxicación natural del cuerpo y para recuperar los líquidos perdidos, sobre todo durante días de calor extremo o de ejercicio extenuante.

Últimamente ha habido mucha atención hacia el agua de coco como una bebida saludable, y supongo que te preguntarás si realmente es buena para ti. Empecemos por analizar qué es el agua de coco.

El agua de coco es el líquido transparente que se encuentra dentro de los cocos  verdes, es decir, los cocos cosechados a los 5-7 meses para que contengan la mayor cantidad de agua posible. Después de ese tiempo, el coco madura y el agua es reemplazada por “carne” o “carnaza”.

Los mayores beneficios para tu salud provienen de beber el agua de coco (verde) no la leche de coco (maduro) pues esta última contiene menos nutrientes. El agua de coco contiene 46 calorías por taza, 10 gr de azúcar natural, poca proteína y cero grasa. Además aporta múltiples vitaminas, minerales y fitoquímicos ideales para la salud.

Enseguida te presento el contenido nutricional más relevante en 240 gr de agua de coco:

Calorías: 46.

Potasio: 600 mg.

Calcio: 57.6 mg.

Magnesio: 60 mg.

Sodio: 252 mg.

Manganeso: 0.3 mg.

Vitamina C: 5.8 mg.

Azúcar: 10 gr.

Proteína: 1,7 gr.

Fibra: 2,6 gr.

6 de los beneficios más sorprendentes del agua de coco

1. Excelente para hidratarte y reponer electrolitos.

Debido a su alto contenido de potasio es ideal para recuperar los electrolitos perdidos, lo que es uno de los beneficios más relevantes para deportistas. Gran hidratación baja en azúcar y otros carbohidratos.

2. Ayuda a disminuir la presión sanguínea y mejora tu salud cardiovascular

El potasio contrarresta el efecto del sodio en el cuerpo, de esta manera disminuye la presión sanguínea. Y una vez más, gracias a los minerales contenidos en el agua de coco: potasio, calcio y magnesio específicamente, es muy eficaz disminuyendo los niveles totales de triglicéridos y colesterol LDL, que es el colesterol que se encuentra en el corazón.

3. Desintoxicante

Nuestros organismos tienen la capacidad de desintoxicarse y limpiarse por sí mismos si les proporcionamos los nutrientes y la hidratación necesaria. El alto contenido de potasio en el agua de coco lo convierte en un gran regulador de electrolitos ayudando al cuerpo a deshacerse de toxinas.

4. Fortalece el sistema inmunológico y es antioxidante

Todos los minerales contenidos en esta agua apoyan al organismo para combatir elementos invasores dañinos. Además las citocininas, hormonas vegetales dan un efecto protector frente a la degeneración oxidativa y el envejecimiento.

5. Fortalece huesos, uñas y dientes

Excelente remineralizante, muy recomendable para niños en crecimiento, mujeres en lactancia o embarazadas.

6. Reduce el estrés y la tensión muscular

Gran parte de la población tiene deficiencia de calcio y magnesio en sus dietas, lo que hace más difícil lidiar con el estrés. La ingesta adecuada de calcio ayuda a la relajación de los músculos, incluido el músculo cardiaco, lo que reduce el riesgo de ataques. Por su parte el magnesio ayuda a la formación de serotonina.

La mejor agua de coco

Obviamente lo que yo te recomiendo es obtener el agua directamente de un coco verde. Recuerda que debe mantenerse fría y consumirse dentro de 3-5 días. Pero si no puedes conseguir un coco verde, entonces opta por las opciones envasadas procesadas a alta presión, estas exponen el agua a alta presión para eliminar bacterias pero mantienen un mayor nivel de vitaminas y minerales. Evita el agua de coco concentrada, pasteurizada o con ingredientes añadidos como el azúcar.

Si aún te preguntas si el agua de coco es buena para ti, la respuesta es ¡sí!

¿Cómo puedo usar el agua de coco?

El agua de coco además de refrescante es rica por lo puedes consumirla sola, o como adición a licuados y jugos. Te dejo una lista de 6 usos en tu vida diaria para el agua de coco.

Para cocinar. Intenta preparar arroz o sopa con agua de coco, verás cómo adquieren un sabor único tus platillos.

Preparar aderezo. Mezcla ¼ taza de agua de coco, 2 cucharadas de jugo de limón, 2 cucharadas de aceite de oliva, una pizca de sal de mar y pimienta molida al gusto. Añádelo a tu ensalada y ¡a disfrutar!

Cocinar hot cakes. Puedes reemplazar la leche por agua de coco en tu receta para hotcakes. Y mejor aún, puedes usar harina de plátano verde.

Preparar bebidas refrescantes. Si no quieres tomar el agua de coco pura, puedes preparar un delicioso ponche de frutas con agua de coco, café helado y muchas bebidas más. ¿Qué tal hacer cubos o paletas de hielo de frutas con agua de coco ?

Lavar tu rostro. Puede reducir el acné, controlar la grasa y humectar tu cutis.

Curar una resaca. Bebe agua de coco antes de irte a dormir esa noche o bébela entre tragos para reducir la probabilidad de sufrir deshidratación.

Fuentes:

https://draxe.com/is-coconut-water-good-for-you/

http://www.salud180.com/nutricion-y-ejercicio/7-beneficios-del-agua-de-coco

https://articulos.mercola.com/sitios/articulos/archivo/2015/09/08/12-usos-del-agua-de-coco.aspx

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2018 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission


One thought on “Agua de Coco

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!