Logo
Sunday, October 1st, 2017

Me equivoqué, ¿cómo me levanto y sigo adelante?

Ale Cortés

Nadie aprende sin fallar.

En un mundo donde se espera que seamos impecables, perfectos físicamente y con vidas ideales, los errores no son permitidos, al contrario, son castigados. Pero me pregunto ¿quién aprende sin fallar? Esta sociedad nos dice: No te equivoques, porque si te equivocas tendrás que castigarte, ¿cómo? Insultándote a ti mismo, y lo más común: sintiéndote culpable y avergonzado por lo sucedido. Entonces te conviertes en tu propio verdugo, el más implacable.

Hay situaciones que no se solucionan con pasar de página y seguir como si nada. A veces no puedes continuar porque la culpa o la vergüenza pesan demasiado como para levantarte. Tienes una sensación de querer silenciar tu voz interior. Pero ese gran malestar que te impide avanzar es una herramienta interna que te permite tomar consciencia y reflexionar sobre lo sucedido.  Progresar y aprender de las equivocaciones y hacerlo sin dañarte, sin sentirte avergonzado y culpable, incluso cuando los resultados no eran los que perseguías o si en el camino lastimaste a otros. No es el fin del mundo, pero será muy importante lo que hagas después de haber cometido el error, sobre cómo manejes las secuelas.

 

La culpa y la vergüenza son funcionales cuando tienen la misión de hacerte analizar tus conductas y sacar un aprendizaje del error cometido. La culpa es sana cuando te invita a ser responsable y aceptarla, a decir “Me equivoqué”, no a silenciarla o adormecerla en conductas nocivas. Para que estas emociones no te frenen y puedas seguir adelante debes pasar por un proceso que he llamado de las “Cinco R’s”: Responsabilidad, Remordimiento, Reflexión, y finalmente Remedio y Resolución. ¡No te saltes ningún paso, cada uno es importante!

 

Primer paso RESPONSABILIDAD: Responsable más que Culpable

Aunque parece una insignificancia, marca una diferencia muy importante dentro y fuera de ti.  No te culpes, responsabilízate del error, acepta que cometiste una equivocación, no rechaces el malestar. La aceptación es el primer paso para sanar. Honestamente acepta que te equivocaste, acepta que “la regaste”, acepta que ya no puedes cambiar los resultados. No hay marcha atrás. Sentirte responsable te hace consciente del dolor y te da poder de manejar las consecuencias.

 

Segundo paso REMORDIMIENTO: Atraviesa tu propio duelo

Ve el lado positivo de sentirte mal. Ese malestar que estás sintiendo, sé que no es nada agradable, pero demuestra que te has adentrado profundamente en tu interior, incluso puede demostrar empatía y comprensión cuando con tu error has dañado a otras personas.  El sentirte mal te permite arrepentirte, aprender y desear modificar tu conducta. Esta emoción te lleva a la acción. Tampoco te estanques en tu error al punto de dañar tu salud física y emocional. Respira hondo, trata de encontrar la calma, ¡no es el fin del mundo! Eres humano y los humanos nos equivocamos constantemente. Está bien “regarla” de vez en cuando.

Tercer paso REFLEXIÓN: Perdónate y pide perdón

Da un paso hacia atrás, date un respiro y toma una perspectiva objetiva de la situación. Puede servirte pensar en que “pudo haber sido peor”.  Sal momentáneamente del ambiente donde se propinó el error: casa, oficina, etc. Toma un paseo de 15 minutos y recupera tu enfoque y tus energías. Reflexiona en que hiciste lo mejor que pudiste en el momento, lugar y circunstancias en las que estabas, en tu “aquí y ahora”. Quizás no conocías o no mediste las consecuencias que tus actos tendrían. O simplemente no sabías lo que iba a pasar porque no era posible saberlo. Además seguramente buscabas un resultado positivo, era un intento por satisfacer una necesidad propia o de otros. Esto no trata de buscar justificaciones, pero sí de darte cuenta de que tu objetivo no era lastimar o salir lastimado. Entonces, perdónate a ti mismo y sé autocompasivo, genuinamente y desde el fondo de tu corazón, verás que es realmente liberador.

Una vez hecho eso y si aplica a la situación, estás en condiciones de pedir disculpas a quienes hayas lastimado con tu equivocación.  Permanecer indiferente es insultante para las personas lastimadas e implica que no te importa. Entonces, demuestra arrepentimiento. Elige el lugar y el momento adecuado para disculparte y mantén el enfoque en ti, no en las situaciones o personas externas. De preferencia hazlo personalmente. Si por alguna razón ya no te es posible dialogar con quienes has dañado, has un acto simbólico. Por ejemplo escribe una carta.

 

Cuarto paso: REMEDIO y RESOLUCIÓN.

Si has seguido todos los pasos de este proceso, en este momento tus actos ya no parten desde la culpabilidad o la vergüenza, aunque aún puede haber tristeza profunda por lo que pasó. Estás en condiciones de gestionar las consecuencias de tus actos y tratar de resarcir los daños que hayas causado. Verifica específicamente cuál fue tu error y declara cómo remediarás la situación. Equivocarnos es inevitable, asegúrate de que no vuelva a ocurrir haciendo una resolución o un plan, algo así como “Limpiar el desastre y seguir adelante”. Finalmente termina con gratitud, pues en este camino cada experiencia intenta enseñarte algo que requieres para fortalecerte.

 

El día que dejas de cometer errores, dejas de intentar y de crecer

Es completamente humano cometer errores, pero lo que te hace una gran persona es cómo te recuperas de ellos y te aseguras de no lastimar a las personas de nuevo. Así que empecemos a cambiar nuestra actitud hacia nuestras equivocaciones, ¡celebremos los errores! De otra manera dejaremos de correr riesgos.  Además siempre pueden surgir cosas buenas o positivas de ellos, como la Torre de Pisa, que nunca se pretendió que fuera una torre inclinada. Te recomiendo ponerte en marcha cuanto antes con estas acciones después de haber cometido un error.

Cuéntame qué haces cuando te equivocas, ¿te quejas? ¿Culpas a otros? ¿Te sientes mal? O lo que es peor, ¿te rindes?

 

Fuentes:

http://www.lifehack.org/articles/productivity/dont-panic-5-things-when-youve-screwed.html

http://dariusforoux.com/what-to-do-when-you-screw-up-badly/

https://familias.com/6575/4-pasos-para-reparar-el-dano-emocional-que-le-hemos-causado-a-otra-persona

http://rumbointerior.com/me-equivoque-lo-siento-te-sientes-culpable-cuando-te-equivocas/

 

NOTA LEGAL

Aún y cuando me encanta ofrecerte esta información, vivimos en una sociedad litigiosa donde es necesario agregar esta nota legal:

Todo el material presentado aquí está pensado en usarse en propósitos educacionales solamente. Las menciones hechas acerca de productos, suplementos o tratamientos no han sido evaluadas por la Administración de drogas y alimentos (FDA). La información presentada aquí no pretende ser usada como tratamiento, cura o prevención de cualquier condición o enfermedad. Por favor, consulta con tu propio doctor antes de hacer cualquier cambio en tu dieta, rutina de ejercicios o estilo de vida. 

© 2017 Integrative Nutrition,Inc. | Reprinted with permission


Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

TÚ PUEDES CAMBIAR TU MUNDO

Agenda tu consulta inicia gratuita.

¡AGENDA AQUÍ!